Tulipomania: La primera burbuja económica

TULIPOMANIA

Descubre el origen de la tulipomania, también conocida como la crisis de los tulipanes, la primera burbuja financiera en este resumen explicativo.

En los Países Bajos hace 400 años fuimos testigos por primera vez de los sorprendentes efectos que el dinero y el mercado pueden tener en nuestras mentes colectivas y cómo puede esto puede provocar comportamientos irracionales en la población.

 

Desde la crisis financiera de 2008 se habla mucho de burbujas económicas y de vez en cuando aparece la historia de la manía de los tulipanes holandeses de 1637.

 

Durante esta manía, los bulbos de tulipán se intercambiaban por cantidades de dinero que valían casas de lujo en Ámsterdam.

¿Cómo se originó esta tulipomania?

 

Para los holandeses, el siglo XVII es conocido como “de gouden eeuw” o la edad de oro.

 

 

Y es fácil ver por qué.

 

En este periodo la pequeña república de los Países Bajos conquistó un gran porcentaje de países, creó la primera sociedad anónima, inventó la bolsa de valores moderna, invadió con éxito Gran Bretaña, fundó la ciudad de Nueva York,

 

derrotó al mayor imperio del mundo, y posteriormente escribió la declaración de independencia en la que se basó éste.

 

Todo ello mientras dominaba el comercio mundial de cualquier producto, desde el azúcar hasta las especias a todo pasaba por los países bajos.

 

Con todas estas novedades y desarrollos también llegó un nuevo tipo de sociedad.

 

Mientras que otros países europeos tenían aristócratas con elaboradas culturas cortesanas apoyadas por una enorme clase de gente pobre, los holandeses inventaron lo que luego se llamaría la clase media.

 

La clase media y el consumo

 

La clase trabajadora de los países bajos, muy trabajadora y hechas a sí misma, no tenían títulos para demostrar quién era el rey de la colina, así que necesitaban otra forma de establecer la jerarquía.

 

La respuesta, al igual que hoy en día, fue el consumo.

 

Al igual que hoy en día había una competencia feroz dentro de esta clase para superar a los demás.

 

Debido a sus creencias protestantes, los holandeses de este período pueden parecer un poco aburridos en comparación con los pueblos más extravagantes del mundo.

 

Pero, a su manera, los ricos y famosos se exhibían.

 

Lo hacían luciendo elegantes trajes de cuello, encargando obras de arte muy costosas y consumiendo todos los nuevos productos exóticos que el comercio mundial traía a la ciudad.

 

Los Tulipanes

 

Uno de los productos que los comerciantes holandeses importaron fue el tulipán.

 

El tulipán prosperó en el clima holandés, se convirtió en un símbolo de la edad de oro y ha seguido siendo un símbolo del país desde entonces.

 

 

En el siglo XVII se puso de moda plantar tulipanes en sus jardines para demostrar que estaban en sintonía con la era del éxito y, por supuesto, para presumir de su riqueza.

 

 

Los tulipanes eran un símbolo de éxito tan poderoso en la edad de oro que este hombre: Claes Pieterszoon.

 

Claes Pieterszoon era un brillante médico, escritor y científico, cambió su nombre por el de Doctor Nicolaes Tulp, por la palabra holandesa para Tulipán.

 

El Doctor Tulp fue el autor del libro comúnmente conocido como el libro de los monstruos.

 

En este libro contaba historias de maravillas médicas y presentaba al público europeo animales exóticos como el Orangután.

 

Hoy en día el doctor Tulp es conocido sobre todo por ser el tema de uno de los cuadros más famosos de Rembrandt.

 

Pero cuando se hizo el cuadro, sin embargo, fue en realidad Tulp quien hizo famoso a Rembrandt.

 

 

¿Pero que hizo que fueran los tulipanes en particular los que crearan esta manía?

 

Para entenderlo debemos fijarnos en la naturaleza de la flor y en su proceso de crecimiento.

 

En primer lugar, los tulipanes no son tan fáciles de cultivar.

 

Para que una semilla se convierta en una flor puede pasar hasta una década.

 

Luego, tras unos pocos años de exposición, la flor muere.

 

Los tulipanes producen descendencia en forma de semillas, pero éstas también necesitan diez años de cuidados hasta que se conviertan en flores.

 

Afortunadamente, sin embargo, usted puede hacer algunos clones cada año que la flor florezca.

 

Estos clones se convertirán en bulbos en flor en un periodo mucho más corto que suele ser de alrededor de 3 años.

 

La segunda característica importante es que los tulipanes sólo florecen durante unas pocas semanas cada año, entre marzo y mayo.

 

Durante esta época que Holanda luce así y los turistas vienen de todo el mundo a visitar el Keukenhof.

 

Jardines de Tulipanes Keukenhof

Jardines de Tulipanes Keukenhof

 

En este periodo los tulipanes no se pueden mover o perecerán.

 

Hay que esperar a que la flor vuelva a su forma de bulbo y se retire completamente bajo tierra.

 

Entre los meses de junio y septiembre se puede trasladar la flor con seguridad, para plantarla en otoño, para que pueda florecer de nuevo la próxima primavera.

 

Por ello, las flores sólo pueden intercambiarse entre personas durante un tiempo limitado cada año.

 

🚩Para resumir:

 

1️⃣ Los tulipanes crecen muy lentamente.

 

2️⃣ Sólo se pueden hacer unos pocos clones cada año.

 

3️⃣ No se pueden trasladar cuando se quiera.

 

Estos factores hacen a esta flor bastante escaza por su dificultad de cultivo y sembrado.

 

Pero estos problemas por sí solos no crearon la tulipomanía.

 

Los tulipanes normales eran de hecho bastante asequibles a pesar de estas dificultades.

 

Sin embargo, algunos tulipanes eran inusuales.

 

En lugar de ser un color uniforme mostraron estas marcas distintivas.

 

Como estos tulipanes eran tan raros, se convirtieron en el símbolo de estatus por excelencia.

 

Tulip Breaking virus

Tulip Breaking virus

Hoy en día sabemos que las líneas en los tulipanes son el resultado de una enfermedad llamada Tulip-breaking.

 

 

El Tulip-breaking es un virus afecta al bulbo y frena el desarrollo de la planta.

 

En la actualidad, si quieres crear un tulipán mosaico sólo tienes que infectar el bulbo de un tulipán normal y listo.

 

Sin embargo, hace 400 años se desconocían las razones de los patrones en forma de llama.

 

Lo que se lo que se sabía era que eran muy, muy raros y debido a la limitada clonación iban a seguir siendo así.

 

Más aún porque las semillas de los tulipanes rotos raros producen una descendencia normal de un solo color.

 

¿Cómo estalló la burbuja?

 

Ahora, imagina que entre todas las flores normales de tu jardín ves un tulipán roto, al vender este tulipán puedes recuperar lo que costo sembrar todo el jardín.

 

Sin embargo, como no es posible trasladarlo en cualquier época del año lo que terminas vendiendo en realidad es una promesa futura de entregar el tulipán en los meses en que es posible.

 

En el mercado de valores, este derecho a comprar algo por un determinado precio en algún momento del futuro, es un derivado conocido como “futuro”.

 

Tulipanes

 

Asimismo, la persona que compro el tulipán a su vez puede revenderlo a alguien más rico que esté dispuesto a pagar más por tan escaso bien.

Ahora bien, hasta ahora esto puede causar un rápido aumento en precio, pero todavía no es una burbuja.

 

La gente todavía está dispuesta a pagar dinero por poseer realmente la flor.

 

Pero para la clase media holandesa conocedora de los negocios el rápido aumento del precio supuso una oportunidad.

 

En ese momento más y más gente comenzó a comprar futuros de tulipanes, no porque quisieran poseer la flor, sino porque pensaban que podrían obtener un beneficio, vendiéndola de nuevo.

 

Estas personas especularon con el precio futuro de los tulipanes que el precio que habían pagado.

 

Pero, por supuesto, había un límite a lo que incluso los hombres más ricos estaban dispuestos a pagar por un tulipán.

 

Tan pronto como el precio en el mercado supera este precio real tenemos una burbuja económica.

 

La gente sólo está comprando la flor como medio de especulación y no para plantarla en su jardín.

 

Todo lo que se necesita para que la burbuja estalle es algún indicio de que no habrá más compradores para un precio aún más alto.

 

En cuanto desaparece la confianza en futuras ventas rentables, los precios vuelven a caer a su nivel natural.

 

A medida que se acercaba la fecha del intercambio real de tulipanes, la gente empezó a darse cuenta de que había pagaron fortunas por sólo una flor y empezaron a dudar de si había sido una sabia inversión.

 

Cuando en febrero de 1637, posiblemente a causa de la peste, no se presentó nadie a la subasta de flores en Haarlem, la gente empezó a dudar de si había sido una buena inversión.

 

Esto ocasionó que los especuladores que poseían los futuros trataron de vender su inversión en un frenesí, tratando de minimizar sus pérdidas, acelerando la caída de los precios.

 

La buena noticia para usted es que hoy en día puede ir a Ámsterdam y darse el gusto de comprar todos los tulipanes que quiera.

 

Estos hechos interesantes que nos deja la historia pueden servirnos para aprender como inversores y no repetir los mismos errores del pasado.

 

Otra de las burbujas de las que puedes aprender es: Burbuja Puntocom: Resumen de la crisis analizado en 4 etapas.

Post Recientes

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos post