café

Una taza de café, una historia

Era una tarde fría en Bogotá y me di cuenta que se había acabado mi café. Salgo súper abrigado en busca de mi café. Algo que jamás en la vida me debe faltar es un buen café recién tostado y molido de cuerpo completo, a veces cuerpo medio. Llego a una cafetería y desde ese entonces, ya no miraba como ojos de consumidor a esta delicia. Fue tan fuerte la conexión de cliente a la tienda y me puse a pensar esta idea para llevarlo a mi hermoso Perú y potencializar la cultura cafetera que ya estamos teniendo. (más…)