Portafolio de Inversiones: ¿Cómo construirlo?

portafolio de inversiones

Cuando hablamos de inversiones, siempre existe la duda sobre cómo empezar y cómo obtener la mayor rentabilidad posible. Como toda inversión esta conlleva un riesgo que debemos calcular y mitigar.  Ante esta situación, muchos recomiendan “diversificar” las inversiones. ¿Que significa esto?

Para poder diversificar el riesgo, debemos construir lo que se conoce como un portafolio de inversiones, en el cual entendamos en qué estamos invirtiendo y qué resultados esperar. Aquí te explicamos qué es y cómo construir un portafolio de inversiones.

¿Qué es una inversión?

Una inversión es un término financiero que hace referencia a la colocación de capital en una determinada transacción con el objetivo de obtener un beneficio futuro.

En inversiones se asume un costo de oportunidad al renunciar a esos recursos, por un determinado período (denominado horizonte de inversión) bajo un esquema de retornos que varía de acuerdo con la expectativa de rentabilidad del inversionista (denominado perfil de riesgo).

¿Cuál es la mejor inversión del mercado financiero?

Sin lugar a duda, el inversionista, en cualquier industria, quiere generar ganancias (rentabilidades positivas) en el menor tiempo posible y sin exponer el capital comprometido. ¿Se puede lograr esto de manera frecuente?

El término financiero para lo anteriormente detallado es el arbitraje, y constituye un universo bastante acotado de instrumentos y vehículos de inversión que a su vez son monitoreados muy de cerca por una cantidad innumerable de personas y entidades.

Retomemos la pregunta de la introducción, ¿cómo saber cuál es la mejor inversión del mercado financiero? Para resolver esta incógnita, los inversionistas tenemos claro dos constantes: no lo sabemos y no necesitamos hacerlo. En cambio, lo que si podemos hacer es optimizar un portafolio de inversiones. ¿A qué nos referimos con esto?

¿Qué es un portafolio de inversiones?

Un portafolio de inversiones no es más que una combinación de activos financieros, de naturaleza diferente, que a su vez se correlacionan con distintas variables de nuestro entorno macroeconómico y social.

Estos activos financieros son seleccionados y administrados por un inversionista, quien busca obtener beneficios económicos bajo el desempeño de los valores adquiridos. Igualmente, podemos seguir ciertas claves para buscar el portafolio que maximice nuestras expectativas de rentabilidad bajo el apetito por riesgo de cada uno.

¿Cómo construir un Portafolio de Inversiones?

Al momento de construir un portafolio de inversiones, el proceso y la disciplina son la clave del éxito. Para ello, es fundamental seguir las siguientes 4 etapas que personalmente lo llamo PECE.

Perfil del Inversionista

En esta etapa identificamos la situación financiera actual, los proyectos futuros, la necesidad de liquidez y el horizonte de inversión de la persona o entidad inversionista. Cabe resaltar que, en esta fase, lo más importante es conocer la expectativa de rentabilidad y el riesgo que el inversionista está dispuesto a asumir para alcanzar estos objetivos.

Creación de una Estrategia de Inversión

En esta etapa definimos el modelo de asignación de activos de largo plazo que se ajuste a las necesidades planteadas por el inversionista en la etapa A, aprendiendo a discernir dentro del universo de activos financieros y activos reales.

Además, como los mercados son dinámicos y requieren de un monitoreo, es importante definir estrategias tácticas con horizontes de inversión de mediano y corto plazo.

Construcción del Portafolio y Selección de Productos

En esta etapa empezamos a elegir los mejores productos disponibles en el mercado por cada clase de activo definido en la etapa B. En esta fase lo más importante es saber elegir, no solo entre tipo de instrumento, sino también entre distintos vehículos de inversión, los cuales pueden ser posiciones directas, productos estructurados o fondos de inversión de los mejores managers del mercado, siempre tomando en consideración la eficiencia financiera y tributaria para cada inversionista.

> No dejes de leer: Invertir en Bolsa de Valores de Lima

Evaluación y Monitoreo

En esta última etapa, lo más importante es entender que gran parte del retorno potencial de nuestro portafolio será determinado por los instrumentos que lo componen y por la disciplina de los rebalanceos que realicemos. Por ende, es fundamental definir una frecuencia de revisión con el objetivo de supervisar que nuestro portafolio siga reflejando lo planteado en las 3 primeras etapas a lo largo del tiempo, pero también entendiendo de antemano que todos estos objetivos, así como otras variables de nuestro entorno, pueden variar.

Conclusión

En conclusión, la única manera de poder generar retornos extraordinarios y consistentes a lo largo del tiempo es a través de un portafolio de inversiones que se adecúe al perfil de cada inversionista, siempre tomando en cuenta que el mundo es dinámico y que lo único cierto es la incertidumbre.

Por ende, siempre es recomendable buscar asesorarnos con los mejores especialistas a nuestro alcance, que entiendan y monitoreen los principales acontecimientos del día a día mientras dejamos que el dinero trabaje por nosotros.

 

Escrito por: Joao Magallanes

Asesor de Inversiones

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *