Plan de ahorro: ¿Qué es?¿Cómo construirlo?

plan de ahorro

Plan de ahorro es una estrategia financiera para la consolidación de fondos que pueden destinarse a metas personales o a vehículos de inversión con el fin de obtener beneficios en el mediano o largo plazo.

¿Quieres alcanzar un gran objetivo financiero? ¿Te sientes abrumado solo con el hecho de pensar en la cantidad de dinero que necesitas ahorrar para llegar a la meta que te has propuesto?

Los ahorros son una parte muy importante de la administración financiera. Con muchos economistas que sostienen que el ahorro precede a la inversión es vital que tengas un plan de ahorro estructurado en el tiempo de forma que puedas financiar futuras inversiones, gastos imprevistos y así diseñar el estilo de vida que deseas, dando soporte a tu proyecto de vida.

Con un ahorro sólido puedes comenzar a generar ingresos pasivos por medio de instrumentos financieros diversos en los mercados bursátiles, los mercados de futuros, mercados de divisas y criptomonedas o simplemente destinar el dinero a un gran proyecto o sueño como una casa, el viaje soñado de tu vida o cualquier cosa que desees hacer.

En esta guía mostraremos los pasos necesarios para construir un plan de ahorro realmente eficaz y sostenible en el tiempo para preparar cualquier tipo de inversión que desees hacer.

Inicia tu Plan de Ahorro

Para empezar, es necesario comprender que no vas a lograr grandes objetivos financieros de la noche a la mañana. Necesitas un plan de ahorro para dividir las cosas en pedazos pequeños, dar dirección a tus finanzas y obtener una forma de lograr tus objetivos paso a paso.

La frase “plan de ahorro” es solo una forma de describir el proceso de ahorrar suficiente dinero para comprar una casa, o juntar dinero para cualquier otra meta de vida que sea importante para ti.

Pero para el caso de los inversores que buscan tener capital disponible en un tiempo futuro, de forma que puedan llevar a cabo emprendimientos sin apalancamiento y sin grandes riesgos, un plan de ahorro también puede ser fundamental y a la vez la opción más viable.

Como plan de ahorro podemos definir a un proceso estratégico que te permite realizar progresos medibles, sostenibles y consistentes en materia financiera para ahorrar dinero.

Cómo crear tu propio Plan de Ahorro

Los detalles de tu plan de ahorro dependerán de variables específicas exclusivas de tu situación financiera y de tus objetivos. Pero cada estrategia debe incluir al menos estos tres pasos:

  • Establecer tu objetivo
  • Determinar la cantidad a ahorrar
  • Automatizar tus ahorros

Para crear tu propio plan, deberás conocer información que incluya:

Aquí te mostramos cómo ver tu situación financiera hoy, es decir, evaluarla de la manera más adecuada posible y establecer un plan de ahorro que te permita llegar a donde quieres ir en el futuro.

¿Qué debemos hacer? Estos son los pasos

Establecer la meta para tu plan de ahorro

Antes que nada debes determinar qué es lo que quieres lograr con tus ahorros. Si tu deseo es comprar una casa, deberás calcular la cantidad de dinero que debes tener mes a mes para pagar tu casa. Pagar tu hipoteca es un problema de flujo de efectivo, lo que significa que debes recibir suficiente dinero cada mes para realizar ese pago.

En el caso de la compra de una casa, los ahorros deben estar listos cuando vas a hacer el pago de la cuota inicial. Cuando deseas comprar una casa, es probable que tu plan sea ahorrar un 20% del precio de compra de la casa para asegurar la compra y financiar mediante un instrumento bancario, generalmente una hipoteca u otro tipo de préstamo, el resto del pago.

Plan de Ahorro para comprar una casa: Ejemplo Práctico

Por ejemplo, si deseas comprar una casa de 400.000 dólares, necesitas ahorrar 80.000 dólares en efectivo para pagar la cuota inicial. Tu hipoteca financiará el resto del costo. Por lo general, también necesitarás algo de efectivo adicional para el cierre de los trámites y el prestamista puede exigir que todavía tengas una cierta cantidad de efectivo disponible después de tu compra. Este efectivo adicional se llama tu “reserva de efectivo”.

A menudo, los prestamistas expresan la reserva de efectivo requerida en términos del pago mensual que haces por tu vivienda multiplicado por un cierto número de meses, con un rango de 6-24 meses por lo general. Por lo tanto, si tu prestamista requiere una reserva de efectivo de 12 meses y tu pago mensual de vivienda es de 2000 dólares, necesitarías tener 24.000 dólares en efectivo disponibles después de comprar tu casa.

> Si quieres conocer más sobre compra de inmuebles lee: “Tips para Comprar un Inmueble para Vivir”

¿Alguna vez escuchaste ese dicho, “una meta sin una fecha límite es solo un sueño?” ¡Es una verdad indiscutible! El siguiente paso en tu plan de ahorro es poner un horizonte de tiempo, una fecha, en este objetivo. Continuando con nuestro ejemplo de la casa de 400.000 dólares, ¿cuándo quieres tener tus 80.000 dólares ahorrados y listos para desembolsar?

Tal vez quieras comprar tu casa en los próximos 3 años. Tener ese cronograma definido te permite continuar con el siguiente paso al momento de configurar tu plan de ahorro.

Determinar cuánto necesitas ahorrar

Sabes cuánto necesitas ahorrar. Sabes que quieres hacerlo dentro de 3 años. Eso te da 36 meses para ahorrar 80.000 dólares, lo que significa que necesitas ahorrar 2.223 dólares por mes para alcanzar tu objetivo.

La parte difícil es cuando ese número al final de mes parece abrumador. 2.223 dólares es mucho dinero en efectivo para ahorrar cada mes, especialmente teniendo en cuenta que probablemente ya estés pagando el alquiler (o la hipoteca de una casa que deseas vender antes de comprar una nueva), todas tus facturas y otros gastos que no puedes eludir en tu día a día como la alimentación y la ropa. También es posible que tengas que lidiar con pagos de deudas estudiantiles, lo cual añade aún más presión a tus metas.

Es posible que debas profundizar un poco más, reestructurando los tiempos o trabajando para que tus gastos puedan ajustarse, para que tu plan de ahorro funcione para ti si te das cuenta de que tu objetivo está actualmente fuera de tu alcance.

Evalúa el estado actual de tus finanzas

No puedes hacer un plan para lograr algo en el futuro si no estás seguro de dónde te encuentras hoy. Eso significa que debes mirar cuidadosamente los gastos actuales y tus hábitos de ahorro.

Puedes usar una aplicación en línea, como una herramienta de presupuesto disponible en Android o en la AppStore de Apple, o establecer un presupuesto por medio de una hoja de cálculo automatizada, para que puedas rastrear todos sus ingresos, gastos y transacciones. Es posible que desees realizar un seguimiento cuidadoso de dónde proviene tu dinero y en qué lo has estado gastando durante los últimos dos o tres meses.

Datos Clave de tu Situación Financiera

Seguramente, querrás comprender algunos datos clave cuando observes tu situación financiera actual:

  • Cuánto ya tienes en ahorros que puede usar para alcanzar tus objetivos (esto no incluye ahorros para la jubilación, ahorros de emergencia o inversiones destinadas a otros fines)
  • Cuánto dinero ingresa realmente a tu cuenta corriente cada mes (tus ingresos, menos impuestos, contribuciones para la jubilación y otras retenciones en tu cheque de pago para cosas como el seguro de salud)
  • Cuánto dinero gastas en aspectos de primera necesidad, incluyendo la vivienda, alimentación y transporte.
  • Cuánto dinero destinas a gastos no esenciales, como entretenimiento, compras y comidas por fuera.
  • La diferencia entre tus ingresos y lo que gastas: ¿Cuánto te queda realmente?

Conocer toda esta información ya puedes ver qué porcentaje de tus ingresos tienes que destinar a tus ahorros actualmente para alcanzar tus objetivos. Esto podría darte una idea precisa de qué gastos podrías ir eliminando o que ajustes podrías hacer en tu estilo de vida para alcanzar tus metas o de cuánto dinero ya has logrado ahorrar, pero que aún no has especificado como ahorro.

Quizás tengas 5.000 dólares guardados en una cuenta de ahorros. Este dinero está separado de tus fondos de emergencia y aún no lo has designado como un ahorro en sentido estricto en tus cuentas. Eso podría permitirte reducir tu objetivo de ahorro total de 80.000 dólares a 75.000 dólares lo que significa que ahora necesitas ahorrar USD 2.083 por mes.

Pero si te das cuenta de que después de tus consumos y gastos regulares, solo te quedan USD 500 por mes para ahorrar, todavía tendrás 1.583 menos por mes de lo que necesitas ahorrar para que tu plan de ahorro funcione.

Así al observar esta información, podrías comenzar a observar que es hora de tomar algunas decisiones para hacer que tu plan de ahorro pueda funcionar en el futuro.

¿Qué puedes hacer si no tienes suficiente dinero para tu plan de ahorro?

Si necesita ahorrar USD 1.583 adicionales por mes, tu sueño de comprar una casa de USD 400.000 en 3 años puede parecer inalcanzable. Al menos eso es lo que podrías pensar en un inicio, pero no tan rápido, las cosas podrían tener solución aún. Puedes continuar creando un plan de ahorro para alcanzar este objetivo tomando algunas medidas que mencionaremos a continuación:

Amplía la fecha límite de tu objetivo

Tu primera opción es extender tu línea de tiempo objetivo. Comprar una casa en 3 años puede no funcionar para ti y tu situación financiera actual. Pero, ¿qué pasa si aceptas comprar la casa en 7 años? Eso significa, suponiendo que tuvieras esos 5.000 dólares en efectivo, que para realizar el pago inicial de 80.000 dólares te has propuesto como meta, necesitarías ahorrar solo 893 dólares por mes.

Puede ser decepcionante, y aparentemente desalentador, extender un plazo en el tiempo como este, pero hacerlo tiene algunas ventajas:

  • Alivia la presión para ahorrar grandes cantidades de dinero cada mes durante 36 meses.
  • Tienes más tiempo para investigar y determinar exactamente qué tipo de hogar deseas y dónde. No hay prisa, por lo que puedes tomarte tu tiempo para seleccionar una casa y ahorrar para ello.

Si deseas ahorrar para una meta que sucederá en 5 años o menos, debes ahorrar en un instrumento de ahorro de muy bajo riesgo. Eso generalmente significa una cuenta de ahorros en un banco, o tal vez un Certificado de depósitos a corto plazo.

Pero si tu horizonte objetivo es a más de 5 años, es posible que desees invertir tu dinero en un producto financiero arriesgado que pueda generarte más retornos. Un período de tiempo más largo te brinda la oportunidad de superar la inevitable volatilidad del mercado, reduciendo el riesgo de perder el dinero que ahorraste.

Invertir te brinda la oportunidad de obtener retornos e intereses compuestos, lo que puede permitirte alcanzar tu meta antes, o tener más de 80.000 dólares ahorrados al final de los 7 años.

Reduce el monto de dinero en tu meta

Si estás decidido a comprar una casa en 3 años, también podrías reducir la cantidad de dinero que necesitas ahorrar. Comprar una casa de 250.000 dólares solo requeriría que ahorres 50000 dólares para realizar un pago inicial del 20%.

Debería ahorrar USD 1.389 por mes, y si consideramos esos ahorros en efectivo de USD 5.000 que, en teoría, tienes, son solo USD 1.250 por mes. Suponiendo que te sobran USD 500 para ahorrar en función de tus hábitos financieros actuales, eso significa que solo necesitas obtener USD 750 más cada mes para alcanzar tu meta.

Eso es mucho menos que los USD 1.583 adicionales que necesitarías ahorrar si quisieras tener USD 80.000 al final de 3 años.

También podrías reducir el monto de la meta al ahorrar menos del 20% completo para un anticipo. Si financias la mitad del pago inicial, por ejemplo, puedes asociarte con una compañía de inversión en propiedades de vivienda que te ayude a financiar otra parte del anticipo inicial para la compra de tu vivienda.

Una compañía de inversión en propiedades de vivienda puede financiar una parte de tu pago inicial, generalmente la mitad, por lo que con tu plan de ahorro solo tendrías que proporcionar el otro 10% que necesitas para alcanzar un pago inicial completo del 20%, sin necesidad de que ahorres el monto completo por tu cuenta.

Cambia radicalmente tus hábitos financieros

Tu tercera opción es cambiar radicalmente cómo usas actualmente tu dinero. Si necesitas obtener USD 1.583 adicionales destinados para ahorrar cada mes durante 36 meses, es posible que debas:

  • Cortar gastos innecesarios
  • Comenzar a vivir un estilo de vida frugal, donde rara vez gastas en cosas que realmente no necesitas.
  • Cambia tu situación de vida actual: múdate de donde vives, busca un compañero de cuarto para reducir los costos de tu alquiler o hipoteca, empieza a vivir con un amigo o familiar con el que compartas los gastos, etc.
  • También podrías concentrarse en ganar más dinero y ahorrar más. Esta línea de acción no es adecuada para todos, ya que a menudo requiere mucho trabajo y sacrificio. Pero podría ser el camino correcto para tu si estás decidido a ahorrar sus USD 80.000 en 3 años.

Automatiza tus ahorros

El último paso para completar u plan de ahorro es automatizar la cantidad de dinero que ahorras cada mes. Muchas veces es difícil crear hábitos consistentes en el tiempo, pero la realidad es que “Los planes de ahorro consisten en crear hábitos”, tal y como explica Tony Madsen, Director Financiero Certificado y fundador de NewLeaf Financial Guidance, una firma de consultoría financiera americana con sede en Minnesota.

“Crear un hábito se trata de tener un sistema repetible que te permita tener éxito. Recomiendo configurar transferencias automáticas el día 1 y / o el 15 de cada mes o alinearlas con tu cheque de pago”, sugiere Madsen.

“Esto eliminará los ahorros de tu cuenta de gastos y te ayudará a mantenerte fiel a tu objetivo de ahorro de una forma muy práctica y evitando todas las tentaciones de gastos innecesarios”.

Ejecuta tu Automatización

Una vez que determines cuánto ahorrarás cada mes, sigue el consejo de Madsen: configura una transferencia automática desde tu cuenta de nómina a tu cuenta de ahorros para asegurarte de que tu contribución al ahorro se realice sin falta. También podrías pedirle a tu banco abrir una cuenta a tu nombre en un fondo de inversión con el que podrías obtener beneficios mes tras mes y transferir el monto de tu cuenta de nómina al de tu cuenta de inversión de manera automática.

Ahora bien, es posible que desees configurar una cuenta de ahorro separada solo para tu objetivo del plan de ahorro. Un banco en línea funciona bien para estos propósitos, porque puedes configurar varias cuentas separadas y designar un objetivo específico para cada una.

Mantener tus ahorros separados ayudará a reducir la tentación de des-invertir tu dinero del fondo que construyes y usarlo para otras cosas que no sean parte del objetivo previsto.

Conclusión

Ahora que has creado un plan de ahorro sólido, todo lo que queda por hacer es sentarte, dejar que la transferencia automática haga el trabajo cada mes y progresar constantemente hacia las metas que son importantes para ti.

¿Y tú? ¿Ya tienes un plan de ahorro para acompañar tus metas y estrategias de inversión? ¿Consideras que esta estrategia financiera es útil para lograr tus metas? ¿Consideras que la inversión es algo que puede desligarse del ahorro o crees que ambos instrumentos son útiles para el crecimiento financiero?

Déjanos saber tu opinión sobre estos temas en la sección de comentarios y únete a la conversación.

> Ahora que sabes cómo construir tu plan de ahorros, te invitamos a leer “Cómo armar un fondo de emergencia”, una publicación de nuestros amigos en Bolsillos Llenos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *