Cómo Detectar Oportunidades de Ahorro

ahorro

Así como existen distintos perfiles de inversionistas, créanme que también existen múltiples perfiles de ahorradores. Y esto me hace total sentido, el ahorrador, con un poco de educación financiera, puede fácilmente convertirse en inversionista y multiplicar lo que ha logrado ahorrar. La oportunidad para generar ahorro siempre va a estar, más adelante te presentamos 5 preguntas que te permitirán detectarlas.

Perfiles del Ahorrador

Pero si nos vamos al punto de partida, hagamos una evaluación para conocer cuáles son estos perfiles, y luego de eso veamos, cómo podemos detectar oportunidades para ahorrar en nuestro día a día.

1. El que nació ahorrador

Es impresionante pero hay personas que desde que empezaron a recibir una minúscula propina, su primer instinto fue guardarla. ¿Qué suerte verdad? Nacer con esa virtud.

2. El ahorrador temprano

Es aquella persona que conforme va adquiriendo responsabilidades financieras en su vida, reconoce que debe tener un orden, y que no debe gastar todo lo que genera. Y en sus primeros años de actividad económica, practica y fortalece la actividad del ahorro.

3. El Inversionista Puro

Esta persona no tiene detectada la práctica de ahorrar, del ingreso se va directo a la inversión. Para poder hacerlo es porque tuvo un ingreso alto en algún momento de su vida y tomó la mejor decisión que es invertirlo. O posee ingresos fuertes recurrentes que envía directamente a la inversión.

4. El Ahorrador Pasivo

Para esta persona el significado de ahorrar, es juntar un monto de dinero para gastarlo en su siguiente compra fuerte. Además de esto no posee otro tipo de ahorros o inversiones.

5. El Ahorrador Tardío

Es aquella persona en una etapa de madurez laboral o de actividad económica, que ya sea, por un acontecimiento propio o de una persona cercana, ha descubierto lo importante que es ahorrar, y quiere empezar a hacerlo. Cultivar el hábito será un poco difícil, pero de todos modos lo logrará.

Cómo identificar oportunidades de ahorro

Cual quiera que sea tu perfil, o inclusive si sientes que no encajas en los descritos, porque creo que todos somos y vivimos situaciones diferentes, la oportunidad para ahorrar y luego multiplicar tu dinero, siempre estará. ¿Cómo podemos detectarla? Haciéndonos las siguientes preguntas:

¿Tengo un patrón de consumo que me genera emociones negativas?

Esta pregunta entra en lo que yo llamo un diagnóstico de malos hábitos de consumo. Y se origina por la mala costumbre que tenemos, de andar en automático. Y no cuestionarnos muchas cosas en nuestra vida.

Empezando por entender lo únicos que somos y qué es lo que realmente queremos y nos hace felices.

Si hay algo que nunca puedes evitar comprar, y luego te hace sentir culpable. Por favor anótalo. Es una inminente oportunidad de ahorro de dinero y energía.

¿Cuándo me siento triste, compro para sentirme mejor?

Asociamos el “shopping” de la categoría favorita que tengamos, como una actividad de relax y motivación. Pero la verdad es que está comprobado que las compras son una actividad que químicamente genera serotonina “la hormona de la felicidad”.

Es por esto, que la actividad de ir de compras es considerada una actividad muy emocional.

Debemos entender que este impulso de hormonas dura solo unos minutos, y que si realmente estas compras no nos permitirán hacer otras cosas luego, o nos traerán problemas financieros, esa felicidad momentánea no habrá valido la pena. Analiza cuál es tu relación con esta actividad.

¿Las actividades en grupo implican gastar mucho dinero?

Muchos asociamos el salir a divertirnos con gastar toneladas de dinero. Lo consideramos “la única opción”. Pero no es así. Pasar tiempo con familia, amigos, en pareja, de por si por la compañía se vuelve una linda oportunidad para compartir.

Existen múltiples opciones para disfrutar lo que hagamos juntos, sin necesidad de gastar mucho dinero. Hoy la tecnología nos ofrece muchas actividades que podemos hacer en conjunto. Y no solo eso, ¿por qué no?

Aprendamos a elegir una actividad por semana o por quincena. De ese modo dejaremos de considerar en modo automático “debo tener millones para pagar todos los fines de semana de salidas”.

¿No sé en qué gasto? ¿Nunca he hecho un presupuesto?

La base de cualquier problema sin solución, está en la falta de información. Anotar nuestros gastos y organizarlos en un presupuesto anual o mensual nos dan toda la información necesaria para tomar decisiones astutas con nuestro dinero, y encontrar múltiples oportunidades para ahorrar.

¿Siento constantemente que necesito algo?

El constante sentimiento de falta, nos impulsa a buscar llenar el vacío con cosas materiales, que se van llevando poco a poco nuestro dinero. Ese dinero que podría estar construyendo un gran futuro para nosotros, o cumpliendo ese gran sueño que tenemos. Si sientes esto constantemente, no necesitas seguir comprando. Necesitas escucharte y entenderte, hay algo más dentro de ti que necesita un pequeño ajuste, para que puedas ver primero lo que ya tienes, antes de seguir necesitando más cosas.

 

Escrito por: Ara Retadora

Instagram: @ara.retadora.pe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *