Estanflación: ¿Qué es y cómo afecta la economía?

ESTANFLACIÓN

La estanflación es un fenómeno macroeconómico que combina estancamiento, es decir, la ausencia de crecimiento económico con el crecimiento de las tasas de desempleo y la inflación.

 

El término fue acuñado en 1965, cuando el político del Partido Tradicionalista Británico Iain Macleod, en un discurso en su casa de los Comunes, afirmó “Ahora tenemos lo peor de los dos mundos: no tenemos crecimiento, pero sí inflación.

 

Inicialmente, muchos economistas pensaban que la estanflación no era posible.

 

Esta creencia se origina debido a que generalmente existe una correlación entre el crecimiento económico y la inflación.

 

Tradicionalmente se creía que el aumento de la demanda provocada por el crecimiento económico desencadenaría inflación debido al aumento de los precios.  

 

Sin embargo, esta teoría keynesiana demostró ser incorrecta en la crisis del petróleo de la década de 1970, probando que la estanflación es real, y puede tener un efecto destructivo en el clima económico.

 

Estanflación vs Inflación. Principales diferencias.

 

ESTANFLACIÓN VS INFLACIÓN

 

La estanflación y la inflación están relacionadas, pero no deben confundirse. 

 

El término “inflación” describe un incremento sostenido del nivel de precios típico de todos los productos y servicios, y no sólo de algunos de ellos, en una situación económica a lo largo del tiempo. 

 

La inflación se produce cuando la oferta de efectivo se expande a un ritmo mucho más rápido de lo que la economía puede crear artículos y también soluciones.

 

Cabe aclarar que si bien puede haber un aumento del coste de la vida sin que haya estanflación, la estanflación siempre incluye el aumento del coste de la vida.

 

¿Cuáles son las causas de la estanflación?

 

CAUSAS DE LA ESTANFLACIÓN

 

La estanflación se produce cuando la inflación existe junto con un crecimiento económico lento y un alto nivel de desempleo. Por lo general, estos problemas económicos no se dan juntos. 

 

El desempleo y también la inflación tienden a estar inversamente correlacionados. Así, a medida que los precios del desempleo aumentan, la inflación generalmente se reduce y también viceversa. 

 

Ciertamente, como ilustró la estanflación de los años 70, esta asociación no siempre es estable ni predecible.

 

La estanflación es una tormenta perfecta de crisis financiera: crecimiento económico lento, alto nivel de desempleo y precios altos. 

 

Los dos orígenes de la estanflación en los que suelen coincidir los expertos económicos son los shocks de oferta y las políticas tanto monetarias como financieras.

 

El Shock de oferta

 

Un shock de oferta es todo aquello que disminuye la capacidad de la situación económica para crear productos y servicios a los costes ofrecidos. 

 

Por ejemplo, a lo largo de la pandemia, se han producido shocks de oferta en:

 

La mano de obra, con menos personas trabajando.

 

En los productos, por ejemplo, la escasez de semiconductores, que comenzó también antes de la pandemia.

 

Los proveedores, ya que las personas pospusieron las intervenciones quirúrgicas opcionales y otros procedimientos sanitarios.

La política monetaria

 

Las malas decisiones monetarias y financieras también provocan estanflación.

 

Si bien son varios los puntos que contribuyen a la estanflación, el crecimiento excesivo de la oferta monetaria es esencial.

 

El problema en cuanto a la política monetaria es que es muy difícil determinar de forma correcta cuáles son las decisiones financieras que se deben tomar para poder corregir un escenario como este.

¿Por qué es tan temida la estanflación?

 

La estanflación es muy temida por los expertos económicos a nivel mundial ya que es muy complicado salir de la misma sin tener un rumbo claro de acción.

 

Es que al ser la combinación de dos fenómenos económicos no está claro qué medidas tomar.

 

Dijimos anteriormente que la estanflación es una combinación de inflación y estancamiento económico.

 

La inflación por ejemplo, se corrige de la siguiente manera:

 

COMO COMBATIR LA INFLACIÓN

 

Se aumentan los tipos de interés, se sube la presión fiscal y se reduce  el gasto público.

 

Por otro lado, para corregir un estancamiento económico las medidas a tomar son justamente opuestas.

 

CÓMO COMBATIR EL ESTANCAMIENTO

 

 

Se bajan los tipos de interés, se reduce la presión fiscal y se aumenta el gasto público para generar más consumo y reactivar la economía.

 

¿Cuáles son los efectos de la estanflación?

 

La trifecta del lento desarrollo, el alto desempleo y el rápido aumento del coste de la vida ejerce una importante presión sobre la situación económica.

 

La estanflación es inequívocamente insegura para la economía, ya que la alta inflación y la imprevisibilidad de la misma distorsionan las opciones de inversión financiera.

 

También es destructiva para los mercados de renta fija, ya que el aumento de los tipos de interés presiona los costes de los bonos a la baja y deprime las valoraciones de las acciones.

 

Para los hogares, la estanflación implica que los individuos ganan menos dinero mientras gastan más en todo, desde alimentos y medicamentos hasta bienes inmuebles y artículos de consumo. 

 

Como la inversión de los clientes se ralentiza, los ingresos de las empresas disminuyen, lo que agrava el impacto total en la economía.

 

Ejemplo de estanflación: Crisis de los 70

 

CRISIS DE LOS 70

 

 

A finales de la década de 1960, el boom financiero posterior a la Segunda Guerra Mundial comenzó a desvanecerse.

 

A medida que Estados Unidos se enfrentaba a una mayor competencia mundial, a una disminución de las tareas de fabricación y también a una guerra masivamente costosa en Vietnam, las tasas de desempleo y también el aumento del coste de la vida se dispararon.

 

Después de eso, en 1971, el anterior jefe de Estado, Richard Nixon, emprendió una serie de medidas planificadas para producir mejores empleos, remediar el aumento del coste de la vida y salvaguardar el dólar estadounidense:

 

Una congelación de 90 días de los salarios, así como de las tasas.

 

Un impuesto del 10% sobre las importaciones.

 

La retirada de los Estados Unidos del Gold Standard.

 

Conocidas actualmente como el “Shock de Nixon”, estas acciones acabaron siendo el catalizador clave de la estanflación de la década de 1970. 

 

Los intentos de eliminar la estanflación mediante la política monetaria no hicieron sino intensificarla. 

 

Entre 1971 y 1978, la Reserva Federal elevó el precio de los fondos federales para luchar contra la inflación, y luego lo redujo para combatir la recesión. 

 

Las medidas de parada y arranque desconcertaron a los hogares y los servicios y, en última instancia, aumentaron la inflación.

 

Sin embargo, Estados Unidos tenía muchos más problemas. 

 

Un embargo petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) a Estados Unidos a partir de 1973 hizo que los costes se dispararan. 

 

Los servicios trasladaron esos costes a los clientes, pero además redujeron la fabricación (aumentando el desempleo), ya que el choque de la oferta hizo que los artículos fueran mucho más escasos. 

 

El precio del barril de petróleo se duplicó en un principio, y luego se cuadruplicó, presionando el aumento del coste de la vida y agravando aún más un clima económico estadounidense que ya estaba en crisis.

 

Estanflación y petróleo: Puede haber una nueva estanflación

 

ESTANFLACIÓN Y PETRÓLEO

 

Como se pudo evidenciar en el ejemplo histórico de estanflación que presentamos anteriormente, la disparada del precio del barril de petróleo sumado a un estancamiento económico y una política monetaria deficiente generó este fenómeno.

 

El precio del barril de petróleo en este 2022, ha tocado los valores de hasta 125,76 euros, cuando hace poco más de un año y medio se encontraba en valores de 37,33 euros.

 

Esta escalada en el precio del barril del petróleo originada por el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, sumado al estancamiento económico provocado por la pandemia mundial parecen reunir las condiciones necesarias para que vuelva a producirse este fenómeno.

 

Sin embargo, hay un factor que parece que puede ayudarnos a frenar y es que desde que Rusia fue expulsada de la OPEP y comenzó a generar tratados bilaterales con China, vendiendo el barril más barato se ha desacelerado el precio del barril de petróleo.

 

Y no solo eso sino que ha conseguido retroceder hasta el valor de 109 euros actualmente, lo que puede generar una deflación que impida que se acentúan las posibilidades de una deflación.

 

¿Y tú qué opinas? ¿Estamos ante un posible escenario de estanflación?

Post Recientes

Análisis fundamental de Renault 

Análisis fundamental de Renault

Análisis fundamental de Renault: Descubre si es buen momento de invertir en esta gran compañía del sector automotriz, veamos sus principales indicadores.

Análisis fundamental de Nike

Análisis fundamental de Nike

Te traemos este análisis fundamental de Nike para que sepas si es buen momento de invertir en este gigante de la indumentaria deportiva.

QUANTFURY OPINIONES

QuantFury Opiniones: ¿Es seguro?

Conoce las opiniones de Quantfury, ¿es seguro?, ¿cómo depositar y retirar? Ventajas y desventajas de la plataforma, visita este analisis y descubrelo.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos post