Economía Verde: El auge de lo sustentable

ECONOMÍA VERDE

¿Ya conoces qué es la Economía Verde? En este articulo hablaremos de ello y de que impacto puede tener en las economías mundiales.

 

No es ningún secreto que hoy en día el calentamiento mundial y la contaminación del medioambiente son una amenaza cada vez mayor para las especies que habitan el planeta y nosotros mismos.

 

Es por esta razón que nace la iniciativa de la Economía Verde.

 

Veremos en que consiste esta política.

 

El término de economía sustentable o Economía Verde nace en el año 1989 con la premisa de que se puede alcanzar el bienestar de la sociedad sin afectar de forma negativa el medioambiente.

 

En el pasado basábamos el desarrollo económico en la explotación de los recursos naturales.

 

Utilizamos la riqueza natural de la que todos dependemos, pero sólo proporcionamos los mayores beneficios a unos pocos, reduciendo los riesgos de impacto al medioambiente.

 

Los países de todo el mundo reconocen este fracaso y están desarrollando ahora nuevos enfoques que desvinculan el crecimiento económico de la degradación medioambiental.

 

De esta forma buscan lograr mejorar la vida de las personas y al mismo tiempo mantener un medio ambiente sano.

 

En una Economía Verde, generar beneficios y proteger al medio ambiente van de la mano.

 

Los pilares de la Economía Verde:

 

Para la unión europea los pilares en los que se basa la Economía Verde son los siguientes:

 

1️⃣ Disminuir la presión ejercida en los sistemas naturales.

 

2️⃣ Fomentar un consumo eficiente de recursos.

 

3️⃣ Armonizar el desarrollo económico junto con el medioambiente.

 

4️⃣ Mejorar el bienestar económico.

 

Fomentar la equidad social.

 

Inversiones en el desarrollo de energías sustentables alternativas, por ejemplo, no solo reduce los costos de una empresa, generando así más beneficios, sino que reduce también las emisiones nocivas al medio ambiente y crea nuevos puestos de trabajo.

 

Esto también hace que las economías mundiales se vuelvan menos dependientes a la importación de energía a otros países.

Economía Verde en las políticas nacionales

 

La implementación de políticas de Economía Verde en distintos países ha demostrado aumentar la productividad económica en áreas como la agricultura, silvicultura, pesca y turismo.

 

En la Cumbre de Vilna en el año 2013, la unión europea y los países que la componen la llamada asociación oriental se comprometieron a realizar una transición hacia una Economía Verde.

 

Este programa que les ayudó a acelerar su camino hacia la sostenibilidad con el apoyo estratégico de la UE.

 

Los gobiernos y las empresas han examinado una amplia de oportunidades de transición ecológica, por ejemplo, un análisis realizado en Georgia muestra que una inversión en Economía Verde de 8,2 mil millones de euros entre

2018 y 2030 podría impulsar el PIB en más de 20.000 millones de euros, lo que resultaría en un crecimiento anual del PIB en un 0,9 cada año.

 

También se realizaron algunos análisis basados en sectores específicos.

 

Por ejemplo, un estudio sobre Moldavia también reveló que las inversiones en energías renovables y eficiencia energética se recuperarían en tan solo 10 años.

 

Estás proyecciones sólidas son esenciales para los cambios de política y cambios de inversión.

 

El apoyo económico, también permitió a Armenia, Bielorrusia, Georgia, Moldavia y Ucrania introducir legislación nacional sobre evaluaciones ambientales estratégicas.

 

Esto proporciona un marco legislativo para integrar el medio ambiente, salud humana y otros aspectos del desarrollo sostenible en diversas estrategias nacionales.

 

Ya se están recogiendo los primeros frutos de la Economía Verde.

 

Entre 2015 y 2017 los agricultores ecológicos de Armenia, Moldavia y Ucrania consiguieron más de 1.000 nuevos contactos comerciales y celebraron contratos de exportación por un valor de más más de 14 millones de euros.

 

Esto fue gracias al apoyo de la UE, que permitió a los agricultores a participar en ferias internacionales.

 

Además, más de 350 pymes de los seis países recibieron ayuda para la ecologización de sus empresas.

 

Una vez que aplicaron todas las medidas identificadas, estas empresas ahorrarán hasta 9,4 millones de euros en los próximos años.

 

Moldavia y Armenia han introducido incluso consideraciones medioambientales en sus estrategias nacionales de apoyo a la pyme.

 

No sólo las empresas forman parte de la Economía Verde, los propios gobiernos desempeñan un papel fundamental.

 

Los seis países de la asociación oriental de la UE gastan una media del 20 % de su PIB en servicios públicos como las infraestructuras, escuelas o la administración.

 

Por esta razón al ver que los fondos públicos se gastan cada vez más en bienes y servicios que cumplen con criterios ambientales ambiciosos y verificables, podemos observar un cambio importante hacia una Economía Verde.

 

Esto es lo que han hecho Moldavia y Ucrania se han comprometido a adoptar políticas de contratación pública sostenible y planes de acción.

Economía Verde en las Empresas

 

Aparte de el caso de los países, diversas empresas también representan un papel muy importante en estos desarrollos.

 

Un caso muy notable fue el del sector automotriz.

 

En este sector se está produciendo una revolución que no solo afectará esta industria, sino que tendrá un gran impacto en la economía mundial.

 

Eso es porque en la actualidad, casi la mitad del consumo de petróleo se destina a fabricar combustibles para vehículos de combustión.

 

Se espera que para el 2030, los autos eléctricos o híbridos representen nada menos que el 50% de los automóviles del mundo.

 

Según Juan Verde, ex asesor del presidente Obama y colaborador en la campaña de Joe Biden, solo nos quedan 11 años para revertir la situación del cambio climático.

Post Recientes

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos post