Economía de España: La CONTROVERSIA del Grupo Euro

ECONOMÍA DE ESPAÑA

En este artículo hablaremos de la economía de España, veremos un poco de su historia y qué es lo que le sucede en la actualidad.

Dentro de la eurozona, la economía de España es sin lugar a dudas un punto de interés.

De los países que conforman la unión europea, España tiene la economía más extrema, ya que reúne en un solo sitio, una de las crisis más duras y sin embargo, sigue siendo según los índices la economía que más crece.

Al momento de analizar la economía española es casi imposible no encontrar opiniones controversiales y contrapuestas.

Aquí intentaremos dar un poco de luz al respecto.

Los problemas de España

 

En los años anteriores a la Gran Recesión su gasto público era relativamente estable.

Sin embargo, una enorme burbuja inmobiliaria estaba al acecho.

La burbuja inmobiliaria, de la que ya hablamos anteriormente, golpeó fuertemente a España.

Ahora bien, la pregunta es porqué, qué pasó con un país con muy poca deuda pública y gastos responsables, para que entrara en una de las peores crisis de los países desarrollados de Europa.

Para comprender mejor esto daremos un repaso por su historia económica.

Breve recorrido por la economía de España

La Economía de Franco

Dictador Francisco Franco

Dictador Francisco Franco

 

Al final de la guerra civil española en 1939 la nación yacía en ruinas.

Estos años veían a una España completamente aislada que se encontraba muy lejos del país de hoy, que de forma consistente ocupa el segundo lugar en el mundo en llegadas de turistas.

Debido al aislamiento y a las malas políticas bajo los primeros años de la Dictadura del General Franco, la recuperación y el desarrollo fueron lentos.

 

Un claro ejemplo fue cuando el país fue excluido del Plan Marshall de Estados Unidos para la recuperación de Europa.

No se alcanzó el máximo de antes de la guerra civil en el PIB per cápita hasta 1955, cinco años después de que la mayoría de las otras economías occidentales lo hicieran a pesar de la Segunda Guerra Mundial.

En general, las políticas económicas bajo el gobierno de Franco no fueron fijas, sino que variaron durante su tiempo en el poder.

Sin embargo, hubo una tendencia a pasar de la autosuficiencia a la liberalización.

 

Un factor clave de este cambio fue la grave escasez de reservas de divisas a finales de la década de 1950 como consecuencia del fracaso de la autosuficiencia y el aislacionismo.

Afortunadamente, este fue un factor clave en el pivote de España para adoptar políticas pro mercado.

Estas medidas fueron incorporadas al Plan de Estabilización o Plan Nacional de Estabilización de 1959.

 

Plan de Estabilización de 1959

 

Plan de Liberación Nacional Española

Plan de Liberación Nacional Española

 

Este plan consistió en un conjunto de medidas económicas que implican justamente, cómo su nombre lo dice, la estabilización y la apertura del mercado nacional con el resto de las naciones.

Lo que siguió se denominó el milagro económico español que mejoró de forma notable su perspectiva.

Se calcula que tres millones de personas que representan alrededor del 10% de la población se trasladó a las zonas urbanas en la década de 1960 y muchos se trasladaron al extranjero.

 

Esta situación consiguió la entrada al país de valiosas remesas a cambio.

Esta ola de liberalización coincidió con la adhesión de España a organizaciones internacionales como el GATT predecesor de la OMC.

El progreso económico siguió ganando ritmo después de Franco.

Con el tiempo, marcas españolas muy conocidas empiezan a ganar popularidad internacional.

 

La transición a la democracia también allanó el camino para que España entrara en la UE o a la Comunidad Económica Europea como se llamaba entonces en 1986.

Sin embargo, es importante señalar que a pesar del gran crecimiento la tasa oficial de desempleo de España era demasiado alta en los años 80 y 90.

Ahora bien, a pesar de no haber entrado en la UE hasta mediados de los 80 España decidió dar el paso y estar entre los primeros en adoptar el euro en 1999 con la intención de demostrar al mundo entero no sólo lo lejos que había llegado sino lo integrada y abierta que debía estar la economía.

 

O al menos eso era lo que esperaban.

La adopción del Euro

 

 

Adopción del Euro

Adopción del Euro

 

La adopción del euro implicaba un gran compromiso.

Por un lado, se cambió su soberanía monetaria, la capacidad de devaluar su moneda y fijar su propio tipo de interés.

Por otro lado, el comercio con los países vecinos se hizo mucho más fácil, así como el pago de las importaciones a través de una moneda más fuerte.

Por último y tal vez lo más importante fue tener acceso a créditos más baratos.

 

Si bien esta fue una época de grandes cambios hubo un par de cosas sorprendentes sobre este período.

El flujo de bienes, servicios y la transferencia de dinero también conocido como la balanza comercial, sufrió un descenso.

En particular, el país ya tenía una balanza comercial negativa antes de adoptar el euro.

 

Sin embargo, esto empeoró, llegando a su nivel más bajo justo antes de la Gran Recesión.

Algo que no es inusual ya que las recesiones suelen provocar la caída de las importaciones y que se agote el crédito internacional.

La acumulación masiva de crédito fue una parte fundamental de la burbuja económica de España.

El crédito se abarató y la adopción del euro llevó a muchos inversores a creer que la deuda pública nacional de España, Grecia e Italia era tan buena como la de Alemania.

 

Existe, sin embargo, una creencia errónea de que el gobierno español se endeudó de forma irresponsable.

No obstante, en el caso de España no fue así, como sí ocurrió en Grecia.

La Burbuja económica de España

Para cuándo explotó la crisis inmobiliaria de 2008, la deuda de España era baja e incluso registró superávits presupuestarios en el período previo a la crisis.

La pregunta es entonces: ¿quiénes se endeudaban?

En gran medida lo hacían las empresas especialmente las de la construcción y los prestamistas eran cajas de ahorro regionales.

Para el país la economía regional es sumamente importante para España.

El país está dividido en 17 regiones con un nivel muy alto de descentralización fiscal.

Por ejemplo, gran parte de la recaudación de impuestos, el gasto en educación y sanidad son gestionados por las autoridades locales y regionales.

Asimismo, España contaba con unas 45 cajas de ahorros regionales antes de la crisis.

Muchas de las cuales habían optado por prestar dinero a la especulación inmobiliaria.

Sin embargo, para ser justos, España anticipó algún tipo de problema de deuda cuando se unió al euro.

Según el propio informe oficial de la UE fue el primer país del mundo en exigir a los bancos que reservaran dinero adicional para los préstamos no productivos en los tiempos económicos complicados del momento.

De esta forma consiguieron, durante este periodo ahorrar unas reservas de 35 mil millones de euros, algo sorprendente para la época.

Sin embargo, como estamos a punto de descubrir, el dinero ahorrado no fue suficiente para lo que le esperaba a la economía de España.

A principios de la década de 2000 el precio medio de la vivienda se disparó.

Lo cual, para ser justos, era una tendencia común en muchas economías, pero la dependencia del crecimiento liderado por la construcción realmente diferenció a España.

Por ejemplo, el crédito para el sector inmobiliario superó con creces el crédito para la economía en general.

Y la burbuja se reventó

Para cuando la crisis llegó, desencadenada al otro lado del Atlántico por el aumento de los impagos hipotecarios, la deuda inmobiliaria de España equivalía a casi la mitad del PIB.

España dependía en gran medida del empleo relacionado con la construcción.

En 2007, más de 1/8 de los trabajadores estaban empleados en la construcción.

Se construyeron más viviendas que Alemania, Francia, el Reino Unido e Italia juntos.

Esto puede atribuirse a tres factores fundamentales:

 

1️⃣ El primero es el crédito más barato que hemos mencionado antes.

 

2️⃣ El segundo, las exenciones fiscales y los incentivos a la inversión que el gobierno dio al sector inmobiliario.

 

3️⃣ Finalmente, el tercero, fue el modelo de crecimiento económico general.

 

El modelo favoreció la actividad de la construcción debido a la naturaleza intensiva de la mano de obra del sector ayudando a reducir el desempleo.

Desde el punto de vista político, las políticas pro-inmobiliarias también ayudaron a estimular el aumento de los precios.

Una gran noticia para el 80% de los votantes españoles que eran propietarios de viviendas en ese momento.

Sin embargo, como todas las burbujas en algún momento tenía que estallar. Desde su pico, el precio medio de la vivienda disminuyó un 45%, dejando a muchos en un balance negativo.

Precio-de-las-Viviendas-en-España

Precio-de-las-Viviendas-en-España

Cuando el valor de las propiedades comenzó a valer menos que la deuda, el pánico no hizo más que crecer y aumentar el impacto de la crisis.

De esta forma, la gente comenzó a dejar de construir casas ya que los costos que debían asumir para hacerlo no les darían un retorno de inversión positivo.

Al mismo tiempo la mayoría de los inversores que habían especulado más de la medida terminaron por quedar en quiebra volviendo incobrables la mayoría de los préstamos que les habían otorgado las cajas de ahorro regionales.

En una escala que superó con creces las provisiones que mencionamos anteriormente.

 

En resumen

 

La respuesta de España se puede dividir en dos periodos: la primera parte, implicó que el país tratará de salir adelante gastando más del porcentaje del PIB designado en estímulos que cualquier país de Europa.

Esto por sí solo no era un problema, dada su baja deuda.

Sin embargo, a medida que la crisis griega evolucionaba, la atención se centró rápidamente en quién era el siguiente.

Es cierto que España comenzó con una deuda baja, pero su modelo económico era fundamentalmente defectuoso.

Se plantearon verdaderas preocupaciones sobre si España sería capaz de pedir préstamos durante el tiempo suficiente para poner su casa en orden.

En última instancia, esto condujo al rescate de los bancos españoles y a una reforma masiva.

Sólo dos de las cuarenta y cinco cajas de ahorros que mencionamos antes salieron de la crisis sin cambios.

Otro gran problema es que, al estar atada al euro, España no podía simplemente depreciar su tipo de cambio.

Por esto mismo, tuvo que emprender dolorosas reformas estructurales para aumentar la competitividad.

La implementación de esta medida hizo que el desempleo aumentará hasta una proporción de uno de cada cuatro y que millones de personas abandonaran el país ocasionando una fuga de cerebros de proporciones épicas.

Datos demasiado buenos para ser verdad

Si se miran las estadísticas de forma aislada, el PIB de España superó en 2017 su pico anterior a la crisis.

Evolución-PBI-en-España

Evolución-PBI-en-España

 

No sólo eso, sino que, en los últimos años, al menos antes de 2020, se ha convertido en una sala de máquinas de la economía de la eurozona.

En ocasiones ha representado más de su parte del crecimiento global.

Gran parte de este crecimiento se ha basado en el aumento de sus exportaciones, que han crecido como proporción del PIB.

Una de las razones es que, tras una década de dolorosas reformas, los costes laborales medios han disminuido o han sido normalmente inferiores a los de otras grandes economías europeas.

Aunque, para ser justos, la productividad sigue estando algo rezagada.

En una nota más positiva pero relacionada, su balanza comercial entró en superávit en 2016 por primera vez desde 1986.

Y desde entonces se ha mantenido de forma constante.

Esto apunta a una trayectoria de crecimiento más sostenible.

Los problemas persistentes

 

Pero al mismo tiempo es justo señalar que la nación tiene problemas persistentes que hacen menos probable una recuperación completa.

Uno de ellos es su persistente alto nivel de desempleo, que está relacionado con lo caro que puede resultar contratar trabajadores.

Tasa-de-Desempleo-España

Tasa-de-Desempleo-España

 

Los costes de despido son muy elevados. Esto ha llevado a un gran número de contratos temporales de corta duración que poseen mucha menos seguridad laboral.

Debido a esto, se ha sugerido que el desempleo históricamente alto de España es ligeramente engañoso.

Algunos de los desempleados oficiales trabajan, o al menos lo hacían antes de 2020, en el mercado negro para evitar la burocracia.

Ahora bien, el persistente problema de desempleo de España también es producto, en parte, de tener la tasa más alta de toda Europa de educación y formación.

Esto contribuye a poner en evidencia su notorio alto desempleo juvenil.

 

España en la actualidad

 

Actualmente, según el FMI, España registró la mayor contracción de todas las economías avanzadas.

Gran parte de esto puede relacionarse, por supuesto, con el golpe al turismo.

Aunque esto pierde un poco de peso si se tiene en cuenta que Francia, la nación más visitada del planeta, experimentó un impacto menor.

Como se ha mencionado anteriormente, España es el país con la mayor proporción de trabajadores temporales.

Este tipo de trabajadores representan más de una cuarta parte de la población activa.

Mientras que, en Francia, representan aproximadamente el dieciséis por ciento.

El despido de estos trabajadores de corta duración ayuda a entender al menos parte de la diferencia entre las dos naciones.

Desempleo España 2020

Desempleo España 2020

 

Lo que también pone de manifiesto es que la economía española sigue lidiando con el legado de su burbuja económica y muy probablemente lo hará durante años.

Hemos visto que España ha progresado increíblemente desde una dictadura hasta lograr ser una de las mayores economías de Europa.

Su entrada en el euro fue controvertida en más de un sentido, lo que sin duda influyó en su burbuja inmobiliaria.

Sin embargo, a diferencia de otros países mediterráneos, la deuda pública de España era sorprendentemente baja antes de la crisis.

No obstante, su modelo de crecimiento económico, basado en el aumento de los déficits fiscales y una dependencia desproporcionada de la construcción, no lo era.

Esto ocasionó que las deudas privadas se convirtieran rápidamente en un problema público.

Pero desde que emprendió las reformas, su economía ha mejorado, en algunos casos de forma espectacular, pero en otros no tanto.

No podemos dejar de pensar que los malos resultados de España durante el Gran Encierro, fueron, al menos en parte, resultado de sus problemas no resueltos.

La verdadera pregunta es si es probable que se resuelvan pronto.

¿Y tú qué opinas acerca de la economía de España?

¿Sabes qué es la economía verde?: 👉Descubrelo en este articulo 👈

Post Recientes

10 Trabajos del Futuro

¿Te preocupa actualmente el desempleo? ¿Has observado que los trabajos tradicionales están desapareciendo? ¿Aún no sabes cuáles serán los trabajos más remunerados en

Cuentas de ahorro en Euros en Perú

¿Quieres empezar a ahorrar en euros? Descubre con nosotros los mejores bancos y ¡la información más importante para empezar a ahorrar en esta divisa!

Inversiones tu primera vez

Inversiones: ¿tu primera vez?

Como se escucha por ahí, “las primeras veces” nunca se olvidan. Y sí, no se olvidan porque marcan el inicio de algo para ganar experiencia. Así pasa con las inversiones donde hacer nuestro debut nos genera miedo, nerviosismo y mucha expectativa. Sin embargo, hoy en día, “dejar de ser virgen” en las inversiones es algo más fácil y sencillo, pues existen muchas alternativas que hacen match con nuestro perfil.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos post

Lo que debes saber a tus 20s

La mayoría de jovenes cree que por su edad aun no deben preocuparse por sus finanzas, crecimiento, etc. Pero siempre se esta en edad de aprender de estos temas y empezar a desarrollarse y crecer.

Leer más »