Crisis: el mundo post-coronavirus

crisis mundo post coronavirus

Hace unos días, dentro de esta cuarentena, leí un comentario en Facebook en el que una persona se cuestionaba “cuándo iba a volver todo a la normalidad”, es decir, cuando va a volver todo a ser como antes. Me imagino que este debe ser el pensar de muchos de nosotros, que quisiéramos que esto solo se trate de un mal sueño y que, acabada la ola de contagios, podamos continuar con nuestras vidas exactamente donde las dejamos. No obstante, ese comentario me llevo a una reflexión, que deriva en varias reflexiones más, no sé si para bien o para mal, ya dependerá de cada uno, que el mundo NO volverá a ser como antes luego de esta crisis.

En este artículo, les quiero compartir algunas reflexiones personales, pero también basadas en un artículo del Financial Times, dónde se hace un análisis de las decisiones que se van a tener que tomar, tras esta crisis, que definirán el futuro de los países y, por ende, del mundo. Espero que les dé más luces y les permita a ustedes tomar decisiones sobre su futuro.

Recorreré determinados aspectos en los que yo considero que habrá cambios sustanciales y decisiones por tomar.

CAMBIOS POLÍTICO-SOCIALES

En tiempos de emergencia, decisiones rápidas. Esto debe ser así, y de no serlo las consecuencias pueden ser fatales. Sin embargo, esto presenta un espacio para que acciones antes ni si quiera consideradas, o no vistas desde hace mucho tiempo, entren en vigencia en un abrir y cerrar de ojos. Un claro ejemplo de esto son la cuarentena y el toque de queda, hoy llamados “Inmovilización Social”.

Existen otras medidas que podrían haber demorado años en implementarse, ahora se dan en cuestión de minutos. Si bien muchos estamos de acuerdo con varias de estas medidas, ya que en estas circunstancias las consideramos apropiadas, reflexionemos qué implican a nivel político y social de cara al futuro.

¿Cuánto poder deben tener los políticos?

Dadas estas circunstancias, podemos ver realmente el poder y la capacidad de gestión del Gobierno. Esto puede ser visto como un arma de doble filo. ¿Por qué? Ya que, como la historia nos lo cuenta, toda crisis es la oportunidad de aquellos que buscan sacar provecho del poder y relevancia adquiridos en esta circunstancia. Por eso, es de suma importancia que nosotros como ciudadanos de un país, por un lado, acatemos las medidas que estén a favor nuestro, pero siempre estemos atentos en cuánto poder y qué derechos son los que podemos poner a disposición en estos tiempos de emergencia. Que no sorprenda que haya países donde se desarrollen estos modelos políticos rígidos luego de esta crisis, que no sorprenda que esta situación sea utilizada en cualquier tipo de campaña más adelante.

Unámonos por separado

En el plano social, si bien se nos está pidiendo distanciamiento debemos ver cómo sacar una contrapartida y fomentar la unidad entre todos. En este escenario, muchas realidades saldrán a flote, muchas diferencias serán remarcadas. La diferencia social, siempre ha sido una realidad, pero es en estos tiempos de crisis es donde salen a relucir, con mayor exposición, quiénes son los que tienen más beneficios que otros, quiénes pueden sobrevivir a un paro total de actividades y quiénes no.

Estamos ante un enemigo común pero que no afecta a todos de igual forma, será importante para el futuro que la empatía y la solidaridad se den para que no exista rencor ni indiferencia, los cuales podrían ser capitalizados por políticos malintencionados.

TECNOLOGIA: SALUD Y VIGILANCIA SOCIAL

Uno de los protagonistas más relevantes en esta crisis es la tecnología. Desde inicios de siglo, el desarrollo de la tecnología ha crecido exponencialmente, y sus principales crecimientos se han visto justo luego de crisis económicas. Ahora bien, imaginemos todos los avances que se darán en este lapso de tiempo. Hoy en día, ya hay experimentos poco desarrollados que se aceleran y se utilizan porque el temor de no hacer nada es peor. Países enteros son utilizados como conejillos de indias para probar experimentos.

Mucha de la tecnología que se ha utilizado para otros sectores aún no se ha implementado en la salud. Imaginemos un mundo donde la inteligencia artificial y el manejo de la información dominen toda la salud, que existan sistemas que permitan identificar y predecir el ratio de contagio de una persona en cuestión de segundos. Puede sonar como algo de otro mundo, sin embargo, en China ya se utilizaron aplicaciones que permitieron hacer esto, por eso ya tienen cómo identificar casos rápidamente, usando GPS e inteligencia artificial.

Que no nos quede duda que este tipo de tecnología es lo que nos espera en los próximos años. Esta tecnología también puede servir para no solo usarla al momento que exista un brote sino para preverlo. Y es aquí donde la controversia aparece.

Dominio Total

Esta es la reflexión del artículo del Financial Times. Implementar un sistema de supervisión estatal a nivel de salud puede ser algo muy riesgoso. Existen propuestas de implementación de chips adheridos a las personas que permitan identificar síntomas, incluso antes de que se desarrollen por completo. Aunque suene muy positivo, porque nos ahorraríamos tiempo y evitaríamos cualquier descontrol, no debemos perder de foco que se está poniendo en juego un derecho fundamental de las personas, el de la privacidad.

Pensemos, se imaginan todo el poder que podría tener el Estado simplemente conociendo nuestro ritmo cardiaco, nuestra presión, identificando qué nos alegra, qué nos enoja o nos preocupa. Imaginen empresas con esta información, podrían reconocer nuestra verdadera reacción ante cualquier estímulo.

Hoy en día, con las redes sociales es fácil ver determinadas reacciones, pero, tener acceso a nuestras reacciones corporales puede ser una herramienta de dominio total.  ¿Hasta qué punto podemos permitir esta supervisión? Muchos gobernantes fundamentarán su posición sosteniendo que se trata de un tema de salud nacional, pero realmente es necesario llegar a ese punto. ¿No sería mejor concientizar a las personas en los efectos de las enfermedades, en cuáles son las mejores acciones para evitar contagios y cuáles son las medidas más efectivas de prevención? Es momento de empoderar al ciudadano, una educación cívica más potente, planes de prevención estratégicos, confianza en las personas.

Créanme este será un debate en los siguientes años a nivel mundial, no tengan duda.

NUEVA FORMA DE HACER NEGOCIOS

No es sorpresa, que muchas industrias se están viendo afectadas por el aislamiento social decretado por muchos gobiernos. Sin embargo, existen otras que están siendo beneficiadas. Empresas como Netflix, Zoom y las empresas de aprendizaje digital están adquiriendo mayor valor, pero ¿realmente habrá un crecimiento sostenido en el uso de estas aplicaciones una vez acabada esta crisis? Los efectos a nivel de negocio que se están dando, desde mi punto de vista, son dos: un replanteamiento en el estilo de trabajar y modelos de negocio adquiriendo mayor valor.

¿Funciona el teletrabajo?

Como mencioné anteriormente, muchas de las medidas que se han tomado en un escenario regular hubieran demorado años en implementarse, no obstante, en esta coyuntura en cuestión de horas se han dado. La medida que más ha sorprendido en los negocios ha sido la del teletrabajo. En países como Perú, no existe una cultura de teletrabajo arraigada, muchas empresas necesitan estar detrás de sus trabajadores para que ellos cumplan con sus labores, o al menos eso creen.

El escenario ha forzado que muchas industrias reconsideren esta como la opción para no parar las operaciones. Los beneficios de esta implementación se están dejando notar: trabajadores en un espacio más cómodo, irónicamente hay mayor “control” por las conferencias constantes que pueden durar todo el día, mayores eficiencias, ahorro de energía, entre muchos otros. Personalmente, creo que esto va a hacer que muchas empresas busquen ser más eficientes y romper con esa creencia de que se necesita al trabajador al lado para que realmente trabaje.

Economía de Aislamiento

El comportamiento del consumidor va cambiar, por ende, los modelos de negocio deberán cambiar. Este aislamiento tarde o temprano va a acabar, pero en la mente del consumidor quedará la réplica de que salir de casa es sinónimo de contagio, o al menos durará un tiempo. Por ello, son aquellos negocios que se basan en ser utilizados desde casa los que adquirirán una mayor relevancia en los próximos años. Todo cada vez se enfocará más a quedarse en casa, “seguro”. La educación en línea cobrará más fuerza, el entretenimiento llámese streaming adquirirá mucho más valor, las transacciones online incrementarán, servicios de delivery, etc. Todo lo que pueda ser hecho desde el celular y desde casa será lo que adquiera una relevancia exponencial luego de estos tiempos de coronavirus.

El medio ambiente lo agradece

Por último, el impacto positivo que está teniendo esta medida de aislamiento en el medio ambiente no será pasada por alto. Muchos grupos ambientalistas buscarán ejercer presión en que las personas dejen de salir tanto, ya tienen el sustento. También, aquellas empresas que se consideran socialmente responsables deberían aplicar medidas que no involucren tanto tránsito de sus colaboradores y así evitar contaminar desde ese lado. De todas maneras, es una gran oportunidad para ver opciones que puedan tener un impacto en el medio ambiente con base en estas medidas.

CRISIS EN LOS VIAJES

Los que me conocen, saben que mi relación con esta industria es muy personal. Por eso, veo pertinente compartir mi opinión sobre lo que creo que va a pasar y comentar lo que ya está pasando.

El sector que tendrá un impacto negativo muy fuerte será el de viajes y turismo. Por simple lógica uno puede deducir que, si la gente no puede y no debe moverse, claramente no podrá viajar. Entonces, en este momento, las empresas relacionadas a este sector están sufriendo las consecuencias. La gran pregunta es ¿hasta cuándo? Este es un sector que depende mucho del flujo de capital ya que la cantidad de puestos de trabajos que se deben cubrir son bastantes. El golpe va a ser fuerte, se pronostican reducciones de personal, quiebras de empresas con poca liquidez y fusiones de empresas medianas para optimizar procesos.

Regulaciones y más regulaciones

Por el lado operativo, al igual que en el 9/11 las medidas de seguridad cambiarán. Más específicamente, lo que es la bioseguridad. Ha quedado al descubierto el lado más “peligroso” de la interconexión del mundo. Por ello, cada vez se van a querer minimizar los riesgos, incluso los biológicos. Que no sorprenda, que algún extremista quiera imponer regulaciones sobre quiénes pueden viajar en función a su estado de salud. Definitivamente, deberá haber un consenso global sobre qué regulaciones empezarán a aplicar y desde cuándo.

Vámonos de viaje…pero sólos

En cuanto al turismo como negocio, este verá un cambio radical. Aún después de que la situación esté controlada, la paranoia perdurará unos meses más. Las empresas buscarán ser más eficientes con sus viajes de negocio, y los pasajeros de ocio buscarán servicios más exclusivos. El comportamiento del consumidor cambiará, buscará tener menos contacto con otros y una menor exposición con el exterior. No cabe a lugar, que la gente deje de viajar, pero sí viajará de otra manera.

¡ÁNIMO! VIENEN NUEVOS TIEMPOS

En conclusión, esta crisis como cualquier otra a lo largo de la historia de la humanidad, marcará un antes y un después en distintos aspectos. Dependerá de nosotros ciudadanos, estudiantes, trabajadores, emprendedores, inversionistas estar preparados con toda la información disponible y utilizando nuestro criterio para poder tomar las decisiones que nos permitan guiar nuestras vidas hacia donde queramos. Muchas circunstancias de la vida no dependen de nosotros, no las podíamos predecir, pero si depende de nosotros tener capacidad de reacción y estar atentos hacia lo que puede pasar a consecuencia de ello. Quiero motivarlos a que analicen su presente y con eso puedan dar forma a su futuro. ¡Ánimo! que vienen nuevos tiempos.

Escrito por: Diego Rosas

LinkedIn: Diego Rosas

Instagram: @drosas12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *